domingo, 27 de marzo de 2016

Es un proyecto de radio integrado por personas que tienen alguna discapacidad. Se emite por Radio Sofía -online- los sábados de 11 a 12, desde junio de 2005 en forma ininterrumpida.

Desde el primer momento nuestra propuesta fue hacer un programa de radio distinto. Y ya llevamos una década ininterrumpida de un producto de calidad." La frase pertenece a Matías Nirenberg, comunicador social de 38 años y uno de los coordinadores de Palabras en conjunto, un proyecto de programa de radio realizado íntegramente por jóvenes con capacidades diferentes que fue declarado de interés cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. El ciclo comenzó el 11 de julio de 2005, se emite todos los sábados de 11 a 12 por la emisora online Radio Sofía (www.radiosofia.com.ar). Además, ya trabajan en la producción de un reportaje documental que saldrá en los próximos meses. Los integrantes de Palabras... son jóvenes de entre 20 y 35 años, alumnos de escuelas especiales porteñas, centros terapéuticos y fundaciones dedicadas al campo de la discapacidad. Entre sus dificultades hay quienes padecen un leve retraso intelectual, otros que tienen movilidad reducida o los que poseen discapacidad sensorial. Ellos son los que producen, conducen y realizan las columnas. "Este proyecto demuestra que los pibes con capacidades diferentes que trabajan con intensidad y dedicación pueden convertirse en los comunicadores sociales del futuro", asegura Niremberg, quien fue el ideólogo del proyecto junto a Miguel Padawer y luego sumaron a la locutora Macarena Lezica como la tercera pata de la coordinación. Palabras en conjunto no es sólo un programa de radio, es un proyecto integral que incluye la salida al aire. Y es que todos los sábados los pibes se reúnen en la emisora a las 10 de la mañana para ultimar los detalles del programa que comenzará una hora después. Se trata de una reunión de preproducción que cuenta con la tutela de los coordinadores. De 11 a 12 va la emisión y luego, durante una hora realizan una evaluación del trabajo realizado, para comenzar a diagramar el de la siguiente semana. "Es una especie de capacitación in situ, que cuenta con la realización del programa en el medio y por último la evaluación", describe Niremberg. Esta modalidad de trabajo hizo que cientos de pibes con capacidades diferentes se acercaran al programa, participaran y muchos siguieran su camino profesional: "De la gran cantidad de jóvenes que han formado parte del proyecto en la última década, una gran parte ha encontrado su camino a partir de Palabras...: muchos han comenzado su propio programa y otros sus emprendimientos académicos", asegura el coordinador. El objetivo fundamental del ciclo es darle la posibilidad a jóvenes discapacitados de desenvolverse en el rol de comunicadores sociales en un programa que procura difundir a toda la comunidad los tópicos que les interesa, preocupa y emociona tanto a los integrantes del programa como a su audiencia. "Siempre quisimos hacer algo distinto. Por eso evitamos las habituales secciones de los programas de radio y cualquier posibilidad de convertirnos en simples refritadores de las noticias de los diarios. Nuestras secciones tienen que ver con los gustos de los pibes. Por eso incluimos algunas que analizan vivencias de la vida cotidiana y otras que repasan noticias de antaño para interpretar la coyuntura actual. Además hay un espacio importante para la historia, el turismo, la cocina y la música", describe. Este trabajo surgió del taller de radio que Matías brindaba en instituciones para jóvenes con capacidades diferentes. "En un comienzo dábamos el taller de radio a la gorra, porque era ad honorem, con mucho éxito. Tuvimos más de 30 inscriptos. Hasta que un día, un comentario de una alumna, Marcela Ortiz, me abrió la cabeza. Me dijo que le encantaría ir a una radio. Ahí entendí que el futuro del programa que estábamos trabajando tenía que ser desde un estudio radial." Marcela nació con un cerebro más pequeño de lo normal. "Ella es el ejemplo de una joven que utilizó nuestro programa como plafón para encontrar su camino: tuvo su propio programa y actualmente se encuentra realizando estudios universitarios", describe Nirenberg, orgulloso. "Lo que nosotros siempre quisimos es darles las herramientas a nuestros alumnos para que ellos pudieran hacer por su cuenta el programa que quisieran. Y lo hemos logrado y con creces. Hoy nuestro rol va mutando de coordinadores a supervisores/consejeros; son ellos los que realizan todo el trabajo", describe. Para sumarse al proyecto el único requisito es haber realizado un taller de radio. Los medios de contacto son el facebook (www.facebook.com/palabrasenconjunto) y el sitio web: www.palabrasenconjunto.com.ar. El éxito del programa se demuestra en la trascendencia que tiene para el entorno de los jóvenes que lo integran: "Entre los más de 500 oyentes que tenemos como promedio en cada programa, hay familiares, vecinos y amigos que comenzaron a escuchar Palabra... y jamás dejaron de hacerlo. Y es que la calidad del producto que hemos logrado era algo que ni el más optimista de nosotros lo tenía en mente. Sin lugar a duda hemos superado las expectativas", concluye Nirenberg, orgulloso y feliz. «

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada